Tag Archives: Loquillo

En Directo: Azkena Rock 2017, un festival de diez.

1 Jul

Tengo que decir que esta ha sido mi primera vez en el Azkena Rock Festival 2017 y me ha conquistado completamente. Ha permitido que aflore mi espíritu libre y rockero y por todas las crónicas que he podido leer, no ha habido ninguna que no haya alabado el éxito total de esta edición. Creo que todo el mundo al que le guste la música de verdad, debería ir a conocerlo sin dudarlo. Además, no se ciñe únicamente al recinto sino que se expande e invade la ciudad; hay conciertos gratuitos por el día en la Virgen Blanca, en pleno centro de Vitoria, hecho que te permite disfrutar de su maravilloso Casco Viejo y su hermosa ciudad.

Ya he perdido mi virginidad musical en un festival rockero y encima ¡¡con uno de diez!! Sí, el Azkena Rock Festival se ha erigido en línea recta a mi top de festivales; ya soy Azkenera, amigos. Tiene el tamaño perfecto, con buena afluencia pero sin agobios ni masificación, centrado en un sector musical que nada tiene que ver con los miles de festivales idénticos que se reproducen cada verano por todo el territorio, organizado hasta el más mínimo detalle en un ambiente excepcional y con unas actividades paralelas inmejorables.

¿Qué pensaríais si os digo que es el único festival al que he ido en mi vida que hay cola en el baño de tíos y cero en el de tías? Inaudito. Esto os puede dar una pincelada del público asistente, muchos más hombres que mujeres, mayoritariamente rockeros y más bien de treinta y tantos para arriba (tranquilas chicas, que allí las mujeres somos cuasi invisibles ya que todos van a lo que van, a escuchar música o qué os habíais pensado).

El cartel.

No puedo hablar de ediciones anteriores de las que he oído decir ser más cañeras; a mí desde luego la elección de las bandas para esta edición me ha parecido todo un acierto, ha sido un cartelazo y una de las causas que me motivaron a ir. Una mezcla entre grandes clásicos, leyendas del rock que uno tiene que ver una vez en la vida sí o sí, otras bandas míticas que te generan gran expectación y bandas emergentes por descubrir, todo ello bajo el gran paraguas del Rock, pero que alberga géneros como el hard-rock, punk, rockabilly, rock sureño, soul, surf, garaje y  muchos más.

Además, la creación de los dos espacios de Trashville te ofrecen la posibilidad de ver conciertos en sala al mismo tiempo que estás en un festival pero no en una sala cualquiera, no, no, te trasladan directamente a esos pueblos de Norteamérica o Nuevo México y sus clubs nocturnos de antaño. Dos carpas, Ring Of Fire con un ring de lucha libre y Videodrome, un club de ambiente denso en el que perder el concepto de espacio tiempo es muy fácil. 

Los Conciertos.

23 de junio

A falta de The Meteors (Londres), pioneros del genero psychobilly, nuestra primera cita la tenía clara, The Godfathers (Londres), qué menos que teniendo varios vinilos en mi casa desde la infancia y cuyo último álbum, por cierto, recomiendo. Con influencias claras de Ramones, Sex Pistols aunque también de los Beatles, The Rolling Stones o incluso de compositores de películas, dicen ser una apisonadora sobre el escenario. – Esa es la forma como preferimos actuar – golpear al público fuerte desde el principio y no dejar que se relaje -. (entrevista a Peter Coyne) Y así me pareció a pesar de llegar casi al final del concierto, justo a tiempo para escuchar dos de las canciones que más ganas tenía de escuchar, las míticas She Gives Me Love y Birth, School, Word, Death. El cantante mostró la garra y fuerza del punk que esperaba.

The Godfathers, ARF17 por Kobmusic

Como anécdota, varios conciertos después me encontraría con sus compañeros Mauro Venegas y Steve Crittall quienes me comentaron que en otoño tocarán en Madrid.

 

The Shelters (Los Angeles). Nuestra siguiente parada fue con estos californianos, formación de rock clásico sureño (dicen) pero de gran frescura y apadrinados por el mismísimo Tom Petty ni más ni menos. Me gustaron aunque no podría definir claramente su estilo; en ocasiones me sonaban a The Black Keys, otras canciones tenían reminiscencias a The Doors, no sé, tengo que darles otra escucha. Por cierto que ahora me entero que después de tocar en este escenario, tocaron al día siguiente en mi “segunda casa” de Madrid, en el Fun House.

The Shelters, ARF17 por @Naramix

 

Cheap Trick (Illinois), banda formada en Rockford en el año 1974 salieron al escenario con un atuendo de lo más peculiar, elemento característico de la banda que a día de hoy siguen manteniendo. He llegado a leer que más que Cheap Trick parecían Chip y Chop, algo que me hizo mucha gracia pero vestimentas aparte, es increíble salir triunfantes del escenario después de más de 40 años. Un sonido excelente y una gran actuación, caldeando bien el ambiente para lo que venía después con todos aquellos hits como Surrender que influyeron a bandas tales como Pixies, Weezer y Smashing Pumpins, entre otros.

Cheap Trick, ARF17 por Jorge T. Gómez

Qué sepáis que hay un día en Illinois declarado el día de Chip Trick, el 1 de abril, así que recordadlo para poneros I Want You To Want Me y bailar como lo hicimos cuando la tocaron

 

John Fogerty (Berkeley), líder de una de las bandas de rock más importantes, Creedence Clearwater Revival y espíritu de su sonido. Llegó el tan esperado y ansiado momento y el californiano supo darnos lo que todos andábamos buscando. Colmó nuestros corazones de alegría y felicidad con su repertorio y repasó sus grandes éxitos contagiándonos a todos con su actitud. Ojalá pudiéramos llegar a su edad (72 años) con semejante fuerza y energía, considero que somos unos auténticos privilegiados por haber vivido de primera mano algo que forma parte de la historia musical del rock. 

John Fogerty, ARF17 por Jorge T. Gómez

John Fogerty ARF17 por Blazing JJ Blaze

John Fogerty, ARF17 por Blazing JJ Blaze

Más que hacer un sinfín de descripciones que para eso ya están las crónicas especializadas con todo lujo de detalles, os invito a ver unos vídeos de lo acontecido para que experimentéis por vosotros mismos lo que allí se pudo vivir.

Gran momento el de Fortunate Son.

Y qué me decís de ésta, Proud Mary que TODO el mundo hemos cantado miles de veces.

 

The Hellacopters (Estocolmo) estuvieron en la edición anterior y no debieron tener mucha suerte con el sonido. Este año sonaron estupendamente. Reencuentros con amigos, risas y aunque no tan cerca como en los conciertos anteriores, pudimos disfrutar de unas cuantas canciones y bailar con este temazo, By The Grace Of God.

 

La hora de la verdad. Finalizan los conciertos y llega la toma de decisión, ¿nos vamos o nos quedamos? Yo por supuesto ya estaba en la cima de todo lo alto y me quería quedar, así que mis amigos de Vitoria y Bergara y yo nos dispusimos a darlo todo en el Videodrome. Al menos yo, eso hice bailando al ritmo de los DJs que me encantaron. Estaba en mi paraíso musical. Mis amigas, mientras tanto, se hallaban intentando volver al hotel -. Buenas noches, quería pedir un autobús y estamos en una para de autobús, digo un taxi – . Cada vez que lo recuerdo, me muero de la risa. A mí también me costó lo suyo poder irme y acabé montada en un taxi con otros dos chicos asturianos a los cuales mando un saludo por si me leen. Al final, llegué casi con muy poca diferencia de ellas que tardaron más de hora y media en llegar y este es el punto oscuro que podría decir de todo el evento; convendría reforzar el transporte para futuras ediciones.

 

24 de junio

Psychotica, (Nueva York) banda americana de rock industrial y grupo de culto de la década de los noventa, como detalle, Iggy Pop y David Bowie fueron grandes fans de este grupoSu planteamiento y extraña indumentaria nos atrapó nada más entrar al recinto. El sonido estaba acompañado de unas bases pregrabadas y de un cello de lo más curioso. Llegamos a sus últimas canciones que me parecieron bastante melancólicas, no sin antes presentarlas diciendo algo así como que no pasaba nada por ser diferente y esas palabras se me quedaron grabadas. Crazyminds describe a la perfección lo que al menos yo sentí durante esos breves momentos. Dejo aquí esta canción que me ha gustado mucho, Ocean Of Hunger.

 

Loquillo (Barcelona) con su sola presencia llena el solito el escenario y ver a un artista así con ese poderío da gusto. No era muy fan de él pero ya me ganó en el Mundaka Festival de 2015, esa chulería y forma de cantar me encantan. Como lo tenía algo reciente, aproveché para ver a un antiguo compañero del trabajo que me hizo mucha ilusión, no sin luego bailar sus canciones míticas y por supuesto gritar ¡Nenaaaaaa! de su Cadillac Solitario.

 

Michael Kiwanuka (Londres) del que me declaro ferviente fan, segunda vez que le veía, (auditorio del BIME Live 2015) comenzó su concierto con la maravillosa Cold Little Heart. Increíble, entre la bruma del humo y el sonido, ya se avecinaba un gran conciertoSu inclusión en el cartel me pareció un acierto; por otro lado, si llega a ser otra banda con la que darlo todo, al final nos tienen que recoger con pala. Me ha gustado mucho la sensación de masaje musical que han decrito en la crónica MuzikaliaReconozco que si no se ha escuchado nunca su música, a priori puede resultar música tranquila pero no lo es; es un concierto lleno de emociones, así como narran las letras de sus canciones: de amor, odio, reivindicaciones, el hogar, los padres y su ejecución sobre el escenario roza la perfección. Un chico tan joven con semejante background de soul impacta. Estoy segura que aquellas personas que lo descubrieron en el festival, si escuchan de nuevo sus canciones, las recordarán y visualizarán en su mente y estarán deseando verle de nuevo.

Michael Kiwanuka, ARF17 por Jorge T.Gómez

Sus últimas canciones Love & Hate o Father’s Child fueron impresionantes. (dejo links de los videos originales porque no he encontrado ninguno que se escuche medianamente bien)

 

Thunder (Londres) banda de hard rock formada a finales de los 80 sonaba muy pero que muy bien. El escenario que estaba abarrotado casi nos atrapa pero había que hacer una parada y es imposible verlo todo.

 

Momento antes de la cena, pasamos por la Esquina del Dolor a probar unas salsitas nada picantes. 


¡Aiba la hostia que soy de Bilbo! (Quién me manda a mí, ojos en sangre).


Ambiente.

Completamente despejada y tras haber destilado todo lo habido y por haber, llorado, moqueado etc., nos  disponemos a una de baño+cerveza+cogerbuensitio para esperar a nuestro ídolo.

 

Chris Isaak (California) , qué decir de este hombre por dios. No tengo palabras. Fue salir al escenario, empezar a cantar y caer fulminadas de amor, con los ojos tal que así. Qué voz, cómo canta, qué clase, que simpatía, qué naturalidad, qué planta y así podría seguir hasta el infinito.

Chris Isaak, ARF17 por @Naramix

Primer riff de Blue Hotel y primer escalofrío atravesando la espina dorsal. (no se escucha muy bien)

Suena San Francisco Days y ¿dónde estamos? ¿En Gasteiz o en California? Ay no sé, quiero morir en LA como dice la canción de Lower Dens, que no viene a cuento pero da igual. De repente entre medias, Johnny Cash, de repente Roy Orbison y su Pretty Woman, esto es un sin parar y aquí a escasos metros delante de nosotros, esto es un lujazo.

¿Y LA CANCIÓN? Sí, esa canción que está inmersa y oculta en cantidad de canciones actuales, que yo creo que a veces ni los propios artistas lo saben. (para mí, en Infinite de The XX) Yo la reconozco al vuelo, soy ya una especialista, porque como dice Pipilotti Rist, yo también soy víctima de esta canción.

Comienza mi canción favorita del mundo y de la vida y se hace silencio. Fue un momento mágico e inolvidable. Viendo este vídeo y escuchándola de nuevo se me pone la piel de gallina.

El tiempo transcurre rápidamente mientras observamos embelesados a Isaak y su banda cien por cien compenetrados. Treinta años juntos, qué maravilla y eso se nota. Isaak brilla y reluce como su traje.

Chris Isaak, ARF17 por Jorge T. Gómez

Este momento versionando a su amigo James Brown lo tengo grabado en la memoria.

You’ve got to live for yourself
Yourself and nobody else
You’ve got to live for yourself
Yourself and nobody else

Se acaba, no por favor y algo que no he hecho en mi vida, nos asimos a la barandilla con un grupo de gente, esperando a que baje por las escaleras del escenario y cual locas, gritamos .- ¡¡¡Chriiiiiiiiiiis, Chriiiiiiiiis!!!-. Pero dios, ¿qué nos pasa? ¡Nos ha poseído! Se saca unas fotos, le abrazan y de repente, justo en el instante antes de irse y desaparecer, se gira y nos saluda con el brazo. GRACIAS, ya me puedo morir tranquila.

 

Wyoming & los Insolventes (Madrid). Los vemos de pasada pero justo me da tiempo para grabar este fragmento de una canción que siempre me ha chiflado y que he pinchado alguna que otra vez, Soy Así de Los Salvajes.

 

The Cult (Reino Unido) No podía acabar mejor esta edición que con esta banda británica de hard rock de mediados de los 80. La actuación del grupo demostró que sigue en plena forma y su cantante, Ian Astbury se dejó la piel sobre el escenario. Semi arrodillado, con una pierna hacia atrás, mirando al suelo y sujeto al micrófono, hizo que todo el mundo rozara el éxtasis cuando se erguía y cantaba con su gran potencia de voz. Sonaron los temas de She Sells Sanctuary, Love Removal Machine, Rain y Fire Woman que os dejo aquí para recordarlo. Broche de oro para terminar la jornada de grandes conciertos.

 

Retirada, risas imaginándonos que Chris Isaak estaba en nuestro hotel y pensando en mil y un tácticas para verle y como dicen Bob Dylan en My Back Pages y The Who en My Generation, ahora me siento más joven que antes y espero morirme antes de hacerme mayor.

Para cerrar este festival de diez, dejo aquí a los artistas que llevaré siempre a lado de mi corazón y nunca mejor dicho. Gracias Last Tour.

Anuncios